El Community Manager, también conocido como gestor de contenido, es la persona encargada de organizar, administrar y moderar las comunidades digitales en las que la empresa se encuentra presente.

Según la encuesta AIMC a usuarios de Internet 2017, el uso de las redes sociales se estabiliza en torno al 80% de los internautas. Las redes sociales más utilizadas son Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin, Google+, Pinterest y Snapchat. Son varios los motivos por los que se hace uso de las redes sociales entre los que destacan: relaciones de amistad (72.6%) y estar informado de la actualidad (56%). Y con respecto al seguimiento (qué se sigue en las redes sociales), los usuarios siguen sobre todo a medios de comunicación, empresas o marcas y gente conocida.

Estos datos reflejan que existe un gran uso por parte de los usuarios de las redes sociales y que empresas y marcas están entre lo que más seguidores poseen en ellas. Esto refuerza la importancia de gestionar bien los contenidos que la empresa comparta y que se ajusten a una estrategia con la que se consigan los diferentes objetivos.

¿Y qué características debe tener un Community Manager? Estos deben tener habilidades, tanto técnicas como sociales, para el desarrollo y consecución de la estrategia en medios digitales. Veamos más concretamente estas habilidades:

·         Aspectos técnicos del Community Manager

o   Formación en Marketing y Publicidad: conocimientos necesarios para que la interacción con el público sea la correcta y con los medios adecuados.

o   Análisis de la audiencia: conocer la audiencia para obtener mayor efectividad en la comunicación con los clientes.

o   Análisis de la empresa así como sector: conocer el sector en el que opera la empresa o marca, esto hace que el diseño de estrategia sea en concordancia con el sector.

o   Conocimiento integral de cada una de las redes sociales: elección de red social según estrategia, contenido específico para cada red social, etc.

o   Herramientas de gestión: uso y conocimiento de herramientas que ayudan en la gestión de redes sociales.

o   Herramientas de analítica: uso y conocimiento de herramientas con las que se analizan los distintos medidores de las conversiones establecidas en la estrategia de Social Media.

·         Aspectos sociales del Community Manager:

o   Escuchar (leer): su actividad principalmente está ligada con estar pendiente de los que los clientes comuniquen a la marca o empresa, y es importante que sepa escucharles para poderle darle la mejor respuesta.

o   Cordial: tener un buen tono a la hora de expresarse con la comunidad ya que no debe responder con un mal tono.

o   Serenidad: saber estar sereno será fundamental en aquellas situaciones complicadas como por ejemplo la queja de algún cliente o varios por algún problema general.

Ya conoces las características individuales, pero ¿por qué son tan importantes para las empresas? En primer lugar, son los que hablan “cara a cara” con la comunidad digital de la organización o marca. Las redes sociales ayudan a que las empresas estén cerca de los clientes, a través de ellas comunican productos y/o servicios, información relacionada, datos interesantes del sector y lo más importante, la posibilidad de interactuar con los clientes directa y personalmente.

La gestión de la comunidad digital requiere de un plan de redes sociales en el que se definan los objetivos de la empresa y los pasos de actuación para conseguirlos. Para que el resultado de este sea el esperado, se ha de conocer a la empresa (filosofía, sector, actividades…) y establecer con otros departamentos la consecución de objetivos. La contratación de este profesional es necesaria parar tener una buena gestión de las redes sociales y lograr los objetivos de comunicación a través de medios digitales.

Pon un Community Manager en tu empresa y mejora la calidad de comunicación con tu comunidad digital.