Seguramente si ofreces servicios o productos por Internet te habrás preguntado alguna vez y en más de una ocasión, si mostrar o no mostrar los precios de tus productos/servicios en tu página web.

Como este es un tema sobre el que nuestros clientes nos preguntan muy a menudo durante el desarrollo de sus páginas web o campañas de marketing, y aunque no lo creas, es un factor muy relevante en el proceso de captación/venta, vamos a resolver las dudas sobre qué opción es la más idónea. ¡Empecemos!

Cuando vas a lanzar tu página web a la red y llega el momento de decidir si mostrar o no mostrar el precio de tus productos o servicios, seguramente lo que te preocupe y te haga ser contrario a indicar los precios es:

  • Mi competencia sabrá mis precios
  • Puedo llevar a la confusión a los posibles clientes
  • No podré negociar los precios de forma personalizada con los posibles clientes
  • Puedo causar desinterés a posibles clientes si ven el precio desde el primer momento
  • Ofrezco servicios/productos Premium, el mostrar los precios podría afectar a mi imagen
  • Los posibles clientes podrán comparar los precios de mis productos/servicios con los de la competencia
  • Mis productos/servicios son personalizados, no hay un precio fijo estipulado*

 

Pues bien, ninguno* de los casos arriba expuestos carecen de fundamentos que los sostengan para no mostrar el precio si las cosas las hacemos correctamente y contando con profesionales que nos ayuden en caso de necesitarlo.

Estamos en la era de Internet, de la conectividad y de la inmediatez, todo lo queremos aquí y ahora, por lo tanto, el no disponer de un precio en el momento justo en el que lo necesitamos,  lo único que causa es frustración y desinterés al posible cliente, por lo tanto bajará la tasa de conversión, ya que si esperamos a que el cliente nos envíe un email para saber el precio que no mostramos estaremos equivocados en la mayoría de las ocasiones; el usuario pasará olímpicamente de nuestra web e irá a buscar otra web donde encuentre el servicio/producto que está buscando y que sí le muestre el precio. Pero si todavía sigues deduciendo que el usuario pueda pensar en solicitar el precio porque tenga la posibilidad de que este sea más económico que en otros sitios, también te equivocas, lo primero que el usuario pensará será que debe de ser un precio más elevado sobre el precio de mercado, ya que si fuera competitivo, estaría publicado, por lo tanto no a va a “perder el tiempo” en realizar una llamada o enviar un email, por algo que daba por hecho que debería de estar publicado, y aunque contestemos a los emails y atendamos las llamadas en menos de 1 minuto, eso el cliente no lo sabrá, y aunque lo indiquemos tampoco le será relevante, porque entre otras cosas, puede que sean las 3 am de la madrugada cuando el posible cliente esté intentando saber tu precio o desee realizar la compra.

 

¿Quieres que desmontemos uno a uno los fundamentos anteriores que puedes suponer como excusa para no mostrar los precios? ¡Vamos allá!

  • Mi competencia sabrá mis precios:

Si tu competencia quiere saber tus precios, los conseguirá, de una forma u otra, por lo que el no exponerlos no evitará que tu competencia no sepa tus precios, de todas formas, si tu problema es tu competencia, céntrate en destacar sobre ella, en ser más competitivo; ofrece valores añadidos a tu producto/servicios, desarrolla una buena estrategia de marketing, pero no ocultes tus precios por este motivo, porque tu objetivo es vender, ¿no?, pues facilita todo lo que puedas el proceso de compra, ya que este será más fácil y sencillo, si desde un primer momento el cliente puede acceder al precio de forma directa y rápida. ¡Ah! Y además, un valor añadido del que puedes presumir y diferenciarte de tus competidores, es tener todos tus productos y servicios debidamente marcados y detallados, tómatelo también como un desmarque frente a tu competencia, los clientes te lo valorarán.

 

-          

  • Puedo llevar a la confusión a posibles clientes

Puedes llevar a la confusión si tu sitio o contenido no está desarrollado/planteado de forma correcta y profesional, si las cosas están realizadas correctamente, el precio no llevará a la confusión a nadie, es más, clarificará. Es importante que detalles todo correctamente e indiques lo que incluye claramente tu servicio o producto por el precio mostrado.

 

-          

  • No podré negociar los precios de forma personalizada con los posibles clientes

En primer lugar, a todos los clientes hay que tratarlos por igual (En igualdad de condiciones), es decir, si ofreces por ejemplo el desarrollo de una página web, debes de cobrarle lo mismo a Carlitos Hernádez que a Coca-Cola, o ¿Piensas que por ser Coca-Cola hay que cobrarle más? (Eso sí, siempre y cuando ambos cumplan las mismas condiciones; formas y tiempos de pago, etc).

El trato desigual, aparte de no ser ético, puede causarte pérdida de clientes y una crisis de imagen en caso de que se descubra, por lo que es un riesgo que no te recomendaría asumir. De todas formas si te ocurre esto, que un día te puede entrar una pequeña empresa y al día siguiente una multinacional interesándose por el mismo servicio/producto, puede ser que no estés segmentando correctamente tu público. Pero ya que tienes ese poder de atracción de varios tipos de clientes para un mismo servicio y quieres discriminarlos en torno al precio, en ese caso, te recomiendo crear varios sitios web con el precio orientado a cada target (público objetivo). Pero eso sí, siempre mostrando el precio; tendrás mayor conversión.

 

-          

  • Puedo causar desinterés a posibles clientes si ven el precio desde el primer momento

En este caso, el favor, más que al cliente, te lo estás haciendo a ti, ¿De qué te sirve que un cliente te pregunte o se informe por un producto/servicio y que cuando sepa el precio te diga que no le interesa? Al final le has dedicado un tiempo entre todo el intercambio de emails para que cuando el cliente haya sabido el precio pierda  el interés; eso será tiempo perdido. ¿No hubiese sido mejor que desde el primer momento hubiese sabido el precio y en caso de no interesarle hubiese descartado la compra en ese momento? - Al menos te hubieses ahorrado ese intercambio de emails; un tiempo que podrías haber dedicado a un cliente que sí estuviese interesado. Tiempo = dinero.

Además de haberte hecho este favor a ti, se lo habrás hecho al cliente, no es lo mismo un desinterés a secas, que un desinterés con frustración. Por lo tanto, este es otro caso en el que no tienes fundamento para no indicar el precio.

 

-          

  • Ofrezco servicios/productos Premium, el mostrar los precios podría afectar mi imagen

Aunque tu cliente tenga un poder adquisitivo alto, también le gusta y necesita saber el precio de forma inmediata, aunque sea para comprar el producto/servicio más caro, necesita el precio. El mostrar el precio en tu página web, no afectará la imagen de esta, te recuerdo que estamos en la era la de inmediatez, los usuarios quieren las cosas aquí y ahora, en caso de no ser así, en vez de buscarte por Internet te buscarían en páginas amarillas u otras guías empresariales, ¿no crees? ¿O por ser clientes de alto nivel adquisitivo hay que complicarle más el proceso de compra?

Así que… ¡Fundamento desmontado!

 

-          

  • Los posibles clientes podrán comparar los precios de mis productos/servicios con los de la competencia

Si crees que por no mostrar el precio no van a compararlo estás equivocado, bueno no, es cierto que no lo van a comparar porque ni lo van a tener en cuenta (a tu producto/servicio), ya que sin precio es imposible comparar, por tanto decidirán para comprar entre los otros productos sobre los que tengan el precio; por lo tanto habrás perdido una posible venta. Y en el caso de que te escriban o llamen para preguntarte por el precio que no tienes indicado, una vez se lo hayas facilitado, lo compararán de igual forma pero con cierto retraso y frustración para el cliente por no tener la información que buscaba de forma inmediata, por lo que le puede restar peso a tu producto/servicio sobre la decisión de compra.

 

-        

  • Mis productos/servicios son personalizados, no hay un precio fijo estipulado*

Es cierto, que este fundamento es excepcional, por eso lo he marcado con un asterisco, pero lo trataremos en base a su excepcionalidad.

En este caso te propongo dos alternativas, pero como vengo indicando desde el principio, es importante darle de forma inmediata al cliente la información que precisa.

Es obvio que si es un producto/servicio realizado a medida, casi que no podemos especificar un precio de forma precisa de inmediato, ya que este dependerá de varios factores, pero podemos hacerlo de una de las dos opciones que propongo a continuación:

La primera opción que os aconsejo (Y es la que nosotros usamos en www.publitony.com) es un personalizador de precios de productos a medida, es decir, en función de las posibles combinaciones que tenga el producto se irá calculando el precio de forma automática.

Por ejemplo, si vendemos prendas de vestir, el precio base de una camisa es de $20, el color azul tiene un suplemento de $5, y las mangas largas tienen otro suplemento de $5. Con un calculador de precios, según vayamos configurando el producto a medida, se irán sumando los suplementos, con lo que siempre tendremos el precio indicado aunque el producto/servicio sea a medida.

Esta opción, puede ser algo más compleja de programar en tu sitio web, por lo que puede que no esté al alcance de todos los propietarios de páginas web, en ese caso, os propongo una segunda alternativa, que siempre será mucho mejor que no indicar el precio.

En este caso, os propongo indicar un rango de precios, desde el mínimo al máximo, por ejemplo, tomando como referencia el ejemplo anterior de la camisa, el rango de precios que habría que indicar sería: de $20 a $30 (Dependiendo de las combinaciones que realice el cliente), con esta información el usuario podrá tener una oscilación orientativa sobre el precio del producto/servicio, lo que favorecerá la conversión.

 

En resumen, os recomiendo indicar el precio de vuestros servicios/productos en vuestras páginas web, ya que los usuarios buscan la inmediatez, y para iniciar un proceso de compra lo primero que se necesita es el precio, por lo tanto, toda información que facilite la conversión de venta es siempre bienvenida.

Y si os sirve como ejemplo, yo personalmente, cuando busco un producto/servicio en Internet sobre el que estoy interesado en comprar, obvio todas aquellas páginas webs en las que no se indican los precios de forma instantánea. Y desde la perspectiva como vendedor podrás observar que en nuestra web (www.publitony.com), podrás encontrar todos nuestros servicios/productos marcados con sus respectivos precios para que puedan ser consultados en cualquier momento.